El verano de 2010 a un grupo de amigas se nos ocurrió alquiler un barco en Ibiza

El verano de 2010 a un grupo de amigas se nos ocurrió alquiler un barco en Ibiza. La idea era dar la vuelta a la isla y disfrutar de las playas desde una posición completamente privilegiada. Además también queríamos conocer la experiencia de la vida en un barco.

 

Fueron unos días de ensueño, la idea de alquiler un barco en Ibiza que había surgido de la improvisación se convirtió en una alternativa de verano ideal para nosotros.

 

Desde aquella experiencia, siempre que alguien me pregunta qué tal resultado da lo de alquiler un barco en Ibiza lo recomiendo fehacientemente, buenas playas, ningún atasco, vida social agitada… Y además desde hace relativamente poco los precios de alquilar un barco en Ibiza son muy competitivos… míralo en un momento y verás cómo dividido entre varios te sale mejor que un hotel o un apartamento.