Disfrutar de Formentera en lancha

Planificar las próximas vacaciones es una forma estupenda para comenzar el año con un nuevo e ilusionante proyecto. Decidir el destino y ver cuáles son los lugares a visitar y las actividades culturales, gastronómicas y de ocio que podemos realizar nos creará nuevas expectativas.

Hoy vamos a trasladarnos hacia una de las islas más bellas y tranquilas del Mediterráneo. Hacemos referencia a Formentera. Esta pequeña isla enamora por sus playas de arena blanca y aguas cristalinas, sus rocosos acantilados y sus pueblos de amables y hospitalarios habitantes.

Para conocer mucho mejor todos sus rincones, es muy recomendable que nos planteemos un alquiler de lanchas en Formentera. Navegar bordeando la isla es una auténtica delicia y a la vez nos ofrece unas panorámicas espectaculares de sus playas y de su orografía que pocos pueden contemplar. Sólo aquellos que deciden aventurarse adentrándose en el mar.

Además de los paseos en lancha, Formentera ofrece múltiples opciones para disfrutar de unos días de desconexión. Entre algunas de las cosas que no se puede dejar de hacer si visitamos la isla podemos destacar la visita al Faro de la Mola de Formentera, un faro aislado en uno de los puntos más altos de la isla y que está situado sobre un acantilado de casi 200 metros sobre el mar. Si gestionamos un alquiler de lanchas en Formentera podremos verlo también desde la perspectiva del mar. Ambas perspectivas ofrecen vistas de gran belleza.

Además de disfrutar de la impresionante arena y agua de las playas de Migjorn e Illetas, en la isla también es imprescindible dejarse envolver por la esencia hippie que aún conserva de la década de los 60. Esta esencia se percibe en el sosiego de sus habitantes, en la decoración de las pequeñas casas, en el extenso uso de la bicicleta como medio para desplazarse por la isla, en los mercadillos de artesanía…

Sin duda, Formentera es un destino idílico para disfrutar de unos días de descanso. Si decides visitarla en tu próxima escapada no dejes de lado el alquiler de lanchas en Formentera: descubrir la isla desde el mar es una alternativa muy diferente y gratificante.