Descubrir Formentera desde el mar

La pequeña isla de Formentera, bautizada por muchos como el Caribe del Mediterráneo por las aguas cristalinas y la arena blanca de sus playas, es un destino de lujo para sorprender a tu pareja con una escapada inolvidable. La isla regala a sus visitantes parajes naturales y marítimos de gran belleza y es un remanso de paz si se viaja hasta ella fuera de la época alta de turismo.

Para que esta escapada sea especial no dudes en informarte sobre el alquiler de lanchas en Formentera. Descubrir la isla adentrados en sus aguas es una alternativa que ofrece unas vistas preciosas y permite disfrutar de ellas de forma tranquila y en pleno contacto con la naturaleza. Playas como la de Illetes, que pertenece al Parque Natural de Ses Salines de Ibiza y Formentera, o la de Es Migjorn son de visita obligada aunque el resto de playas de la isla no merecen tampoco menor recomendación.

Entre las propuestas para planificar la escapada romántica te sugerimos que incluyas también la vista a al menos uno de los tres restaurantes clásicos de la isla. Hacemos referencia a Can Forn –restaurante situado en el interior que ofrece cocina tradicional de la isla-, Fonda Pepe –mítico en Formentera- y Can Rafalet –en el podréis degustar ricas paellas a la vez que contemplar unas vistas privilegiadas en Es Caló, el que fuera el primer puerto pesquero de la isla-.

Si has decidido optar por el alquiler de lanchas en Formentera, plantéate también disfrutar del atardecer a bordo de la embarcación. Ver como anochece sobre la isla y observar los colores cambiantes del firmamento en tan escasos minutos es una experiencia única.