Aun no conoces Formentera? Déjate sorprender

Desde alquiler barcos Ibiza os queremos recomendar un lugar muy especial, aunque desconocido,  para mucha gente: la isla de Fomentera.

Esta isla es conocida como el último paraíso del  Mediterráneo por la manera en que se fusionan de manera armónica turismo y medio ambiente.

La extraordinaria conservación de esta isla se debe a la  lucha de varias generaciones de formenterenses para la preservación de esta pequeña joya del Mare Nostrum, cuyas playas de  aguas cristalinas y clima la convierten en un paraíso para los amantes de la naturaleza.

Otro de los factores que hacen única a esta isla es que solo se puede llegar a ella en barco desde Ibiza, ya  sea en ferry o en  barcos de alquiler ibiza. Esta inaccesibilidad la convierte en un lugar tranquilo donde poder huir del estrés y de la masificación que acechan a la isla de Ibiza en verano.

Formentera es un pequeño paraíso en el cual podrás  ir en bicicleta o bañarte en sus de más de 20 km de playas de arena blanca y aguas de transparencia infinita, donde además podrás  practicar todo tipo de deportes náuticos.

El secreto de la existencia del mar cristalino y las infinitas playas de  Formentera, que es lo que la diferencia del resto del Mediterráneo, lo encontramos en la pradera de Posidonia que rodea la isla; una depuradora natural que limpia el agua y permite la sedimentación de la arena en el litoral. Una auténtica selva submarina que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

image

El éxito turístico de la isla, amada tanto por residentes como por visitantes, radica en que la gente todavía encuentra en Formentera un lugar exótico donde hayar un entorno natural y salvaje. Esta diferencia la marca; el respeto por la naturaleza, la pervivencia de su propia cultura y la visión de conseguir la exclusividad a través de la protección del medio ambiente.

Otros elementos que hacen de esta isla un lugar insólito, original e inigualable; es el ambiente libertad y  luz que se respira en toda la isla,  lo que ha hecho que desde los años 70 Formentera se convierta en un lugar de inspiración para artistas y artesanos.

En la actualidad estos artistas son parte del patrimonio diferencial de la isla gracias a sus diseños en ropa, complementos u obras de arte, constituyendo la verdadera esencia de la isla de Formentera.