Disfruta del Flyboarding con alquiler charter en Ibiza

Si estás pensando en cuál va a ser tu próximo alquiler chárter en Ibiza, el Flyboarding puede ser tu alternativa, una opción de aventura divertida que marcará tu estancia en la isla.

¿Qué es el flyboarding?

FlyBoard es un nuevo deporte acuático de aventura, homologado por el Ministerio de Fomento, que consiste en un tablero que se eleva en el aire a través de dos chorros de agua a propulsión que se generan por una moto de agua o una lancha de motores y con la inclinación de los pies se puede crear movimiento en el aire.

El Flyboard es accesible para personas de entre 16 y 60 años y permite disfrutar de esta práctica de una forma fácil e intuitiva, requiriendo solo un poco de equilibrio. El 95% de las personas consigue adaptarse y disfrutar del Flyboard en solo 5 minutos, lo que aumenta así el tiempo de disfrute de la actividad sin muchas complicaciones ni práctica.

¿Cómo se desarrolla y cuánto dura?

La práctica de Flyboard suele durar entre 1,5 horas y 2 horas y se suele realizar en grupos de entre 3 a 6 personas que se turnan para practicar este deporte. También es posible solicitar sesiones privadas con grupos de 3 o más personas, contando así con una experiencia divertida en familia o amigos.

La práctica del Flyboard suele realizarse con instructores certificados que ofrecerán la información necesaria para la práctica de este deporte. En el total de la sesión, cada participante dispondrá de aproximadamente 15 o 20 minutos para su propia práctica. Además, como otros alquileres chárter en Ibiza, se suele incluir música y bebidas en la embarcación, así como carcasas resistentes al agua para los teléfonos, una opción interesante para poder tomar fotos y vídeos durante la práctica sin riesgos técnicos.

El proveedor del servicio ofrecerá casco y chalecos salvavidas, de uso obligatorio, así como un traje de neopreno, de uso opcional y para los meses de invierno.

Para una práctica segura, los participantes deberán llegar a la cita equipados con bañador y protector solar, teniendo en cuenta que se trata de un deporte ligado a las condiciones meteorológicas.

En cuanto a la seguridad en la práctica de este deporte, un profesional titulado debe ser el encargado de controlar la propulsión desde la moto de agua. El casco ofrecido protege de caídas y frío, contando también con un chaleco salvavidas y la opción de utilizar un traje de neopreno.

Los usuarios deben además tener en cuenta que el objetivo de la actividad es conseguir una sensación de vuelo pero con medidas seguras, en pocos metros de altura y velocidades moderadas. Con la práctica es posible elevarse a mayor altura y disfrutar de acrobacias, algo que debe ser coordinado por el monitor.

¿Cómo hacer un salto mortal con Flyboard?

Si ya has estado en contacto con este deporte con anterioridad o quieres darlo todo el día de su práctica, puedes disfrutar de la práctica de varios tipos de salto que te permitan ser creativo y disfrutar de la experiencia al máximo.

Una de las posibilidades es realizar el salto mortal, algo que puede no resultar sencillo para todos los amantes de esta práctica pero que con unos cortos pasos podrías lograr.

En primer lugar, necesitarás una combinación entre equilibrio e impulso, ya que con más fuerza será más fácil dar la vuelta. Para ello, dobla ligeramente las piernas, inclina el cuerpo hacia delante y pon los brazos hacia atrás.

Lo siguiente es estirar el cuerpo hacia atrás de forma horizontal con las rodillas flexionadas y los brazos en posición vertical, que darán un impulso adicional.

En la siguiente fase podrás dejarte llevar y disfrutar de la pirueta, pasando a estar boca abajo y dejándote llevar por la gravedad.

Seguidamente deberás volver a la acción y colocarte en la misma posición que al inicio pero boca abajo y con los brazos hacia delante.

El penúltimo paso es volver a la posición recta, mientras que el último será mantener el equilibrio en posición recta para no caer al agua, para lo que deberás estirar las rodillas y el cuerpo.

Quizás te parezca complicado pero lo cierto es que mientras lo practicas seguro que disfrutas de la experiencia, tratando de mantenerte arriba tanto como puedas. Y si no lo consigues, simplemente habrás pasado un rato divertido, seguro que con risas y buen humor y con la adrenalina de sentirte volando en un entorno seguro. Una opción refrescante a la par que divertida para invierno o verano que debes considerar en tu visita a la isla.

alquiler barco ibiza